Como viene siendo tradición, el recinto multiusos Iradier Arena convirtió a Vitoria-Gasteiz en la meca del punk y el hardcore durante un largo fin de semana. Un festival ya consolidado que esta vez contó con propuestas tan diversas como las de Refused, Suicidal Tendencies, Propagandhi o NOFX y que hicieron de esta la edición más multitudinaria.

Puedes leer la crónica de nuestro compañero Jorge Azcona aquí.